Nomex

¿Por qué los pilotos usan overoles, chamarras, guantes y gorros de vuelo Nomex®?

 

Las tripulaciones de vuelo y en tierra usan el Nomex® como material de protección en caso de fuego.

 

En AeroPilot sabemos que lo más importante es la seguridad y la protección de ese personal de fácil desgaste y difícil reposición, por lo que ampliaremos la información de este material tan usado en todo el mundo, tanto por pilotos como personal de tierra que maneja combustibles y  material flamable, en rampa y en depósitos.



 

Nomex® es un material resistente al fuego desarrollado a principios de 1960 por la empresa DuPont y comercializado por primera vez en 1967.


 

Dupont es una empresa estadounidense, dedicada a varias ramas industriales de la química, con unos 64.000 empleados en todo el mundo, siendo una de las más grandes empresas de química del planeta.

Nomex® es una marca registrada, y el material con que está elaborado es una aramida resistente a las llamas.

Las capuchas de Nomex® son pieza común en el equipo de carreras y combate de incendios. Se utiliza en la cabeza sobre la pieza facial del bombero. La capucha protege las porciones de la cabeza no protegidas por el casco y la pieza facial contra el calor intenso del fuego.


 

Los conductores de autos de carrera usan también trajes fabricados en Nomex® y otros materiales retardantes del fuego, igualmente guantes de Nomex®, ropa interior, capuchas, medias y zapatos los protegen en caso de un fuego y que puede proteger a un conductor hasta 30 segundos contra el calor intenso generado por el combustible nitrometano que utilizan.


Los pilotos militares visten trajes hechos de hasta un 92% de Nomex® para protegerlos contra posibles fuegos en la cabina y otros accidentes. Recientemente, las tropas transportadas en vehículos terrestres también han comenzado a vestir Nomex®.


 

El científico de DuPont responsable por los descubrimientos para la creación del Nomex®, Dr. Wilfred Sweeny (1926-2011), en 2005 ganó la Medalla DuPont Lavoisier por su trabajo.

Este material vino a reemplazar el utilizado para los trajes de vuelo antiguos por los pilotos en las guerras a principios del siglo XX  

Si bien los incendios en la cabina son raros, esto no significa que no sucederán. En los aviones militares y helicópteros, con una gran cantidad de cables y otros instrumentos, el potencial de incendio está presente. Diseñar un traje que proteja al piloto del fuego podría salvarle la vida en caso de que ocurra lo peor.

El material resistente a las llamas cubre gran parte de los peligros asociados, pero también hay factores como su capacidad de resistencia a la temperatura. El overol Nomex® puede soportar temperaturas de hasta 5720 ℉ (300 ℃) y no sufre cambios moleculares cuando se expone a tales temperaturas, como la fusión o la fragilidad.

Este tipo de propiedades hacen de NOMEX® el material ideal a la hora de considerar cómo equipar al personal militar. El 95% de las fuerzas armadas del mundo han optado por utilizar Nomex® en sus uniformes.


En AeroPilot lo vendemos como Overol de Vuelo Nomex® para pilotos, pero en otros países se les encuentra como:

  • Flight Suits.
  • Coveralls.
  • Overalls.
  • Pilots Suits
  • Flyers Suits

 


 

 

Comodidad.

Al estar en un espacio tan cerrado, las cosas pueden volverse bastante claustrofóbicas, por ello, es fundamental que los overoles que usan los pilotos sean cómodos y ligeros. Los trajes anteriores eran tradicionalmente voluminosos y pesados que, si bien aseguraban que el piloto permaneciera caliente, pueden causar molestias rápidamente. El overol NOMEX® pesa solo 4.5 libras, lo que ayuda a proporcionar una solución liviana al tiempo que garantiza la protección.

 


Y los guantes?

Los guantes ofrecen una gran protección. En la antiguedad, casi todos los aviones estaban controlados por cables. Básicamente, había una gran cantidad de cables que conectaban los controles del piloto a las superficies de control exteriores de la aeronave. Esta fue la historia incluso para los bombarderos más grandes (incluso el B-29). Sin hidráulica, neumática o eléctrica. Esto hacía que la aeronave fuera muy difícil de controlar. Los controles eran pesados y rígidos y requerían mucha fuerza muscular para operar. El timón, el tren de aterrizaje y otras palancas también eran muy rígidas.

El uso de guantes proporcionó ese margen de seguridad adicional al cuerpo.


 

Yendo mucho más atrás, tal vez a la Primera Guerra Mundial, se veían en su mayoría biplanos militares, sin ventanas en la cabina ni nada por el estilo. El piloto quedaba completamente expuesto a la atmósfera exterior. En las altitudes, la temperatura desciende mucho. Los guantes servían como protección contra el frío.

En la actualidad, los aviones son fáciles de controlar, sin embargo los pilotos de combate, bombarderos, de helicópteros y transporte militar todavía operan en entornos muy peligrosos. Nunca se sabe cuándo tiene que escapar en vuelo de la aeronave o forzar el aterrizaje en un lugar aislado, lejos de su base debido a una emergencia. En tal situación, los guantes ayudarán a mantener sus manos alejadas del peligro. La búsqueda y el rescate probablemente llegarán, pero nunca se puede decir con seguridad cuándo. Entonces, es una de las muchas formas en que un piloto militar se prepara para lo peor.


 

 

Los guantes de piloto también están hechos de Nomex®. La razón principal para usarlos es proteger las manos del piloto en caso de incendio en la cabina. Por la misma razón, se supone que el cuello del overol de vuelo Nomex® debe estar levantado y las mangas deben usarse hasta abajo.

No son ignífugos, pero sí resistentes al fuego. Los overoles, guantes de vuelo y botas están diseñados para proporcionar una barrera resistente al fuego y permitir escapar del avión en llamas sin quemaduras graves.

Las fibras DuPont™ Nomex® son resistentes al calor y a las llamas. El Nomex® se puede encontrar en telas, prendas, aislantes y otras aplicaciones protectoras de alto rendimiento para ayudar a brindar protección a millones de personas y procesos en todo el mundo.

Nomex® es una fibra inherentemente resistente a las llamas y las altas temperaturas que no se derrite, gotea ni causa la combustión en el aire. Se encuentra disponible en distintas formas: papel, fieltro, tela y fibra.

Hoy en día, más de tres millones de bomberos en todo el mundo están protegidos con prendas y accesorios fabricados con Nomex®, gracias a su combinación única de protección contra las llamas, durabilidad y movilidad. Algunas tropas en Irak están recibiendo trajes de vuelo fabricados con Nomex® para ayudar a protegerlos contra las quemaduras causadas por bombas colocadas en la carretera una de las mayores amenazas en esas regiones.


Supervivencia extrema a las pruebas

Para que la fibra Nomex® cumpliera con los requisitos de las fuerzas aéreas, los científicos de DuPont crearon una simulación de incendios repentinos. Un maniquí con 122 sensores, la unidad de pruebas de DuPont™ Thermo-Man® ayuda a los técnicos a que puedan calcular y predecir la ubicación y el porcentaje de quemaduras de segundo y tercer grado que puede experimentar el personal en un incendio repentino al usar distintos tipos de prendas de protección.

 

 

 


Cuanto duran las propiedades ignífugas de la ropa Nomex®:

Dupont manifiesta que la estructura química única de las fibras Nomex® es no inflamable, de modo que el desempeño está integrado y no desaparece con los lavados ni se desgasta.

La ropa hecha de Nomex® es tan duradera que los lavadores industriales estiman que puede durar cinco años y ser lavada y usada por lo menos 125 veces sin comprometer su protección, forma y apariencia profesional. Por el contrario, las prendas de algodón tratado con retardante de llama (FRT) se pueden lavar y usar un promedio de solo 25 a 40 veces.

Composición:
92%Meta Aramid, 5% Para Aramid, 3% Conductive Fiber


Consideraciones Importantes:

  • La mayoría de las quemaduras en los pilotos aviadores son causadas por transferencia de calor, más que por flama directa. El aislamiento térmico es la mejor manera de prevenir este tipo de quemaduras, esto se logra utilizando múltiples capas de tela, lo cual mantiene la fuente de calor lejos de la piel por más tiempo, ya que cada capa crea un espacio de aire que tiene que ser calentado.
     
  • Los segundos ganados con cada capa son extremadamente valiosos para un piloto tratando de escapar de una aeronave en llamas. Otra forma de obtener espacios de aire extra es utilizando ropa interior de nomex, especialmente con los overoles de una sola capa de Nomex, ya que duplica el tiempo de protección (+3 segundos). La capacidad de aislamiento térmico de un material también está afectada por la talla que se utilice, un traje demasiado justo comprimirá los espacios de aire y permitirá al calor alcanzar la piel más rápido.
     
  • La mayoría de los trajes pueden ser lavados en lavadora, aunque muchos fabricantes recomiendan el lavado en seco (ante la duda, checar la etiqueta con las instrucciones de lavado).
     
  • Evitar usar el overol Nomex al hacer reparaciones y mantenimiento de aeronaves, no sólo se podría estropear una parte costosa del equipo de seguridad, sino que la grasa, combustible, aceite y líquidos limpiadores pueden empapar la tela y mantener las flamas durante el fuego, causando una elevación térmica importante, o pueden producir vapores que al exponerse al calor pueden producir quemaduras por vaporización del líquido.
     
  • Si se ha estado involucrado en un incendio, el traje de nomex debe ser desechado, ya que el más mínimo daño es un punto débil en el material y puede causar problemas si se vuelve a exponer de nuevo al fuego.
     
  • El adecuado mantenimiento de un traje de nomex extenderá su vida útil.
     
  • En vuelo, el cuello del overol debe usarse levantado y las mangas hasta abajo.

Ficha técnica de nuestros overoles.